martes 10 de octubre - 2017

Matcha: por qué es la bebida preferida de las celebridades y dónde se consigue


a actriz Jessica Alba se prepara antes de entrenar un batido con Matcha, té verde en polvo. Gwyneth Paltrow, Kylie Jenner y Brad Pitt son fanáticos del Matcha latte y en el backstage del diseñador Marc Jacobs, las modelos suelen tomar esta bebida de color verde intenso antes de desfilar. El té verde en polvo se convirtió en un nuevo fenómeno en las redes sociales. El hashtag #MatchaLatte tiene más de cuatro millones de menciones en Instagram y en Pinterest abundan imágenes con versiones de lattes, galletitas, cupcakes y hasta helados. La tendencia también llegó a Buenos Aires y varias cafeterías optaron por incorporarlo a sus recetas.

Qué es

Matcha significa té en polvo y es originario de Japón. Los monjes budistas fueron quienes popularizaron la tradición de consumirlo durantes sus meditaciones, ya que mejoraba su concentración, y es utilizado en las ceremonias japonesas del té. Para obtener el Matcha se utiliza la hoja entera del té verde que, tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele finamente hasta obtener un polvo. "Una taza de té verde Matcha posee una mayor concentración de antioxidantes que los demás tés verdes, ya que al presentarse en forma de polvo, lo que ingerimos es la hoja molida con todos sus beneficios. En cambio, cuando hacemos una infusión como en el caso de un té verde en hebras o en saquitos, ingerimos únicamente los compuestos solubles extraídos en el tiempo que dure la infusión", explica Victoria Bisogno, Fundadora y Presidente de El Club del Té.

Cómo se prepara


Su preparación requiere un procedimiento diferente al té convencional. Primero se deposita un cucharadita de té en polvo en un bowl (chawan), se le agrega agua caliente, no hirviendo (80-90ºC) y se lo emulsiona con un batidor de bambú (chasen) hasta adquirir una apariencia espumosa. "Para preparar un latte, hay que calentar la leche sin dejarla hervir (60 grados)", resume Gabriel Gazdik, barista quien aprendió sobre las propiedades y beneficios de este té en Australia y el año pasado abrió Estilo barista, una de las cafeterías pioneras en ofrecer esta bebida en Buenos Aires.

En "Amo mi Matcha", un local de venta al paso en pleno barrio Chino (Mendoza y Arribeños) preparan bebidas calientes y frías y también pastelería a base de Matcha. "Este té en polvo tiene diez veces más antioxidantes que el té verde en hebras infusionado. Además posee un aminoácido llamado L-Teanina que reduce el efecto de alteración que produce la cafeína, con lo que permite tener la mente alerta, pero el cuerpo relajado", dice Midori Graham, creadora de "Amo mi Matcha". Según Bisogno, el crecimiento y popularidad de esta bebida también se debe a sus múltiples beneficios para la salud. "Reduce el estrés, posee efectos anti-cancerígenos, mejora el sistema inmunitario y ayuda a controlar la diabetes".

Desde el invierno pasado, en Tea Connection se consigue el Matcha latte y una opción de torta fresca, con crema de maracuyá y pistachos con base de este té en polvo. "Encontramos un joven productor independiente, de la región de Uji, en Kyoto, que es un gran fanático de la calidad y de compartir sus tradiciones familiares fuera de Japón. El Matcha es la versión con mayor contenido de antioxidantes del mundo de las infusiones. Tiene un sabor único, más intenso y que queda riquísimo en su adaptación con diferentes tipos de leche", describe Pablo Lorenzo, fundador de Tea Connection. Hace algunos meses, Le Pain Quotidien también lo incorporó a su menú como parte de sus opciones orgánicas y naturales. Carlos Mendoza, Chef de Le Pain Quotidien asegura está creciendo la demanda de este tipo de productos: "Esta variedad de té posee muchísimas propiedades y beneficios de forma natural, contiene aminoácidos y esto lo transforman en un superfood".

El fenómeno del Matcha también llegó a las catas. En el Club del Té enseñan distintas maneras de utilizar este té en infusión y también como ingrediente en la pastelería. La cata, que incluye parte teórica y degustaciones de té saborizado, frío y caliente, tiene un valor de $600 a $700. El producto se puede conseguir en ferias y mercados (como Buenos Aires Market) y en Tina & Co en el Barrio Chino se vende fraccionado en paquetes de 50 gramos por $165. El té en polvo con rituales milenarios, conquista cada vez más paladares y parecería que llegó para quedarse.