miércoles 6 de diciembre - 2017

Javier Mascherano dio un ultimátum, pero Barcelona por ahora no lo quiere soltar


Javier Mascherano tomó la decisión de irse del Barcelona y juega sus cartas una a una para conseguir destrabar su salida en enero, durante el mercado de pases del invierno europeo. Según los medios catalanes -los mismos que les habían dedicado sus portadas al conflicto este martes cuando el Barsa recibía al Sporting por la Champions- hablan de un "ultimátum" del futbolista al club.

El argentino quiere una respuesta inmediata a su pedido... Pero un ultimátum necesariamente se da junto a una advertencia: "Me dicen ya si me puedo ir o..." ¿O qué? ¿Qué puede hacer Mascherano? Por ahora presiona para obtener una respuesta inmediata mientras se recupera del desgarro que sufrió en el triunfo 1-0 de la Selección sobre Rusia, en Moscú.

Javier Mascherano dio un ultimátum, pero Barcelona por ahora no lo quiere soltar
El único gol de Mascherano con la camiseta del Barcelona fue de penal, en la goleada sobre Osasuna. (EFE)

En tanto, tras el triunfo del equipo de Ernesto Valverde en el Camp Nou frente a los portugueses por 2-0, el club se expidió por primera vez de manera oficial sobre el conflicto. Lo hizo a través de Guillermo Amor, el director de relaciones institucionales del club, que presiona para que Mascherano se quede -al menos- por seis meses más, aunque el vínculo que los une es hasta el 30 de junio de 2019.

"La posición del club es que cuenta con Javier. Mascherano es jugador del Barcelona. Tiene una gran carrera profesional y aporta mucho al Barcelona. Esperamos que pueda continuar de la misma manera con nosotros. No hay duda que Mascherano es aún jugador del Barcelona", declaró Amor este martes a la cadena catalana TV3.

Mascherano, que arribó al Barsa en 2010, tuvo escasos minutos en esta primera mitad de la temporada, desde la llegada de Valverde al cargo de entrenador del equipo. El futbolista quiere jugar para llegar a punto al Mundial de Rusia, el quinto que disputaría en su carrera. En la mesa, Masche juega el naipe de la -supuesta- oferta del fútbol chino.

Javier Mascherano dio un ultimátum, pero Barcelona por ahora no lo quiere soltar
Mascherano debe convencer a Sampaoli para ser convocado al Mundial de Rusia. (AFP)

En Barcelona no lo quieren dejar ir, al menos por ahora. La lesión de Samuel Umtiti pone en aprietos a Valverde que no tiene defensores centrales más allá del belga Thomas Vermaelen, en bajo nivel y tocado físicamente. Y es que en el mercado de invierno las prioridades pasan por Coutinho, Ozil y Arthur -futbolistas ofensivos- y tendría que pasar a buscar zagueros como Yerri Mina, Íñigo Martínez o el holandés Matthijs de Ligt.

Mascherano se quiere ir ya, pero Barcelona no lo deja. El club lo necesita para "dar una mano" y hasta le aseguran la titularidad por -al menos- dos meses, lo que demanda la recuperación de Umtiti. ¿Y después?, después al banco, en la recta final de cara al Mundial. Masche se va sí o sí.