martes 16 de octubre - 2018

Facebook lanza su propia TV y quiere competir con Youtube


Facebook mantiene su interés en seguir lanzando productos de hardware. La semana anterior presentaron Portal, un dispositivo que pretende competir contra el Echo Show de Amazon. Parece que la red social no tiene suficiente y también intentarán conquistar el televisor de las personas.

De acuerdo a la información de Cheddar, Facebook está trabajando en una cámara para televisores que también es capaz de reproducir video en streaming al estilo del Apple TV o la Xiaomi Mi Box, por poner algunos ejemplos.

El producto se conoce internamente como "Ripley". Su cámara permitiría realizar video llamadas desde el televisor, heredando las mismas posibilidades que ya ofrece Portal pero en una pantalla de mayor tamaño. Esa sería la única característica que lo diferenciará del resto de dispositivos de streaming. Ripley permitiría consumir video desde Facebook Watch, la plataforma que pretende competir contra YouTube.

Según el medio, Ripley podrá reproducir víieo de Facebook Watch, la plataforma que aspira a competir contra YouTube. No se sabe qué otro tipo de servicios tendrán soporte en el producto, pero no es descabellado pensar que plataformas como Netflix serán compatibles. Tampoco se puede dejar de lado a las aplicaciones de música. Spotify y Pandora pueden estar disponibles en Ripley.

El dispositivo aún se encuentra en una fase de desarrollo. Facebook planea presentarlo en algún momento del próximo año pero los planes pueden cambiar. El lanzamiento de Portal se pospuso debido a la polémica que rodeó a la red social con el caso Cambridge Analytica. Es por este tipo de situaciones que muchas personas dudan en adquirir una cámara de Facebook. Se ha cuestionado su poco respeto hacia la privacidad de los datos personales.

Se mete de lleno en la casa

Tras muchos meses de rumores –la primera vez que tuvimos noticias de estos dispositivos fue hace más de un año–, Facebook ha presentado finalmente Portal y Portal+, sus dos primeros productos de hardware. Primeramente se dijo que el enfoque era arrebatar parte del segmento de ventas al Echo Show de Amazon, el dispositivo con pantalla incorporada más extendido del momento, pero el claro enfoque de la compañía de Mark Zuckerberg en las videoconferencias hace pensar que las intenciones se desplazan hacia otros derroteros.

Portal y Portal+ están diseñados para ofrecer una experiencia de videoconferencia sin rival con los contactos que uno tiene en la red social más popular del mundo, además de ser un añadido a cualquier lugar de la casa para realizar otras tareas más sencillas como escuchar música a través de Spotify o aportar utilidad en entornos concretos como la cocina a través de las recetes en pantalla. La guía elegida para guiar al usuario, como ya se adelantaba hace unas semanas, será la propia Alexa, ahorrando a Zuckerberg y compañía un ingente coste extra en desarrollar un asistente propio.

Dos terminales para las masas

Las diferencias entre ambos modelos son notorias a simple vista, tanto por tamaño como por aspecto. Lo serán, además, también en la experiencia de uso, con diferentes especificaciones para cada modelo. El más básico, Portal, cuenta con una pantalla de 10 pulgadas, dos altavoces y una pantalla 720p, mientras que en el Portal+ asciende esta a las 15,6 pulgadas, 1080p –con una pantalla que puede rotar entre horizontal y vertical– e incorpora más potencia en los altavoces y un subwoofer. Con estas opciones Facebook se asegura de alcanzar a un mayor rango de usuarios, algo de lo que no toda su competencia puede presumir.

Una de las características más llamativas y que incorporan ambos terminales es la inteligencia artificial aplicada a la cámara, posibilitando que esta haga un seguimiento de la persona conforme se mueve por la habitación para no perder nunca el foco de la interacción. De esta forma, será el propio terminal el que se ajuste a los movimientos de la persona, aumentando la captura para centrarse en el rostro. En el caso de haber varias personas en la habitación, también cuente con un gran angular para poder mostrar al receptor la imagen de todo el grupo.

Sin embargo, no se puede obviar el momento en el que llegan los nuevos terminales de Facebook. Los últimos tiempos han presentado la mayor crisis de credibilidad a la que se ha tenido que enfrentar la empresa, con constantes sucesos que han puesto en primer plano el nefasto control que tiene la compañía sobre quién hace uso y cómo de los datos de los usuarios, el tratamiento que le dan a la privacidad de las personas y lo desastrosa que puede llegar a ser la gestión de una plataforma que atañe a miles de millones de individuos.

No se trata de lo bueno que sea

A día de hoy a nadie se le escapa que quizá introducir una cámara y micrófono de Facebook en el hogar no sea la decisión más sabia que uno puede tomar, algo que también saben desde la compañía. Es por ello que dedican un apartado entero a la privacidad en la página de lanzamiento de los productos, poniendo de manifiesto –como ya han hecho en anteriores ocasiones, por otra parte– que la privacidad es un punto clave de estos dispositivos.

Así las cosas, tanto la cámara como el micrófono podrán ser desactivados de manera completa si así se quiere, además de tener una opción para cubrir la lente, que nunca se sabe. Desde la plataforma aseguran, además, que es imposible volver a activar ambos componentes mediante software, previendo de esta manera posibles hackeos, y que solo podrán ser puestos en funcionamiento de nuevo por el propietario a través de la clave correspondiente. Sea como fuere, es previsible que la acogida de ambos productos diste mucho de ser calurosa por parte del grueso de la potencial clientela.

Los nuevos Portal y Portal+ se venderán, por el momento, de manera exclusiva en Estados Unidos a un precio de 199 dólares en el caso del modelo base ($298 si se adquieren dos unidades al mismo tiempo) y 349 dólares en el caso de la versión más avanzada.