domingo 25 de noviembre - 2018

Vogue: Cómo conseguir el mejor bronceado este verano


VOGUE.- Las extremidades bronceadas estuvieron muy de moda en la pasarela Primavera/Verano 2018, pero un bronceado no se trata únicamente del color –un gran bronceado oculta las imperfecciones, unifica el tono de la piel y disimula la diferencia entre, digamos, unos brazos expuestos al sol y unas piernas más pálidas, sin mencionar que crea un fabuloso y saludable resplandor. Pero, ¿cuál es la manera más rápida, sencilla, saludable y natural de broncearse? Vogue comparte las reglas de oro del bronceado.



El mejor momento del día para broncearse



Si estás disfrutando en el sol, debes saber que éste es más fuerte entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Eso no quiere decir que puedes salir sin filtro solar antes o después de esas horas. Sé consciente de cuánto tiempo pasas en el sol y asegúrate de estar cuidadosamente cubierta de filtro solar, así como de girarte para obtener el mejor bronceado posible.



Reconsidera los suplementos para el bronceado



A pesar de que algunas personas le apuestan a los suplementos, es importante destacar que las frutas y los vegetales –particularmente los que son ricos en betacaroteno– pueden ayudar. Incluye en tu dieta más pimientos, melón, zanahorias, espinacas y kale durante las semanas previas a tus vacaciones para ayudar a broncearte. “Cada vez hay más evidencia que sugiere que el uso oral de betacaroteno puede proteger la piel del daño causado por los rayos UV”, dice el doctor Lens. “El betacaroteno es un excelente antioxidante: combate los radicales libres y disminuye el estrés oxidativo en la piel, por lo tanto limita el daño causado por la luz UV”.



La mejor manera de obtener un falso bronceado



El autobronceado, que en el pasado fuera una pesadilla, se ha transformado a pasos agigantados en los años recientes y ha convertido un proceso complicado y tardado en algo mucho más sencillo. Aquellos que no tienen tiempo (o que no visitarán pronto la playa) siempre pueden recurrir a la botella (se trate de una loción, mousse, spray o agua bronceadora) para obtener el bronceado perfecto.

El secreto para lograr un brillo uniforme está en la preparación, según el experto en bronceado James Harknett. “Trata de evitar cualquier aceite corporal o crema pesada en los días previos al bronceado pues pueden dejar una barrera en la piel”, dice. “Se debe hacer una exfoliación el día anterior, dando tiempo a la piel para que pueda renovarse a sí misma y para que el DHA, el ingrediente bronceador, se active uniformemente. Por último, siempre date una ducha fría antes de aplicar el bronceador pues la piel caliente puede tener como consecuencia un resultado moteado.



Confía en los expertos para un bronceado con spray



Poner tu bronceado en manos de los expertos es por mucho la mejor manera de lograr ese brillo completo visto en la pasarelas –realizado de la manera correcta, el efecto es como si pintaras a la perfección todo tu cuerpo con un aerógrafo. Si te vas a broncear para un evento o antes de unas vacaciones, Harknett recomienda un bronceado con spray uno o dos días antes, dando al bronceado por lo menos ocho horas para activarse. Después enjuaga el color guía para sentirte resplandeciente y dorada”, dice.



El maquillaje corporal puede mejorar tu bronceado



Compensa tu bronceado, natural o no, aplicando maquillaje estratégicamente. Una pasada de aceite corporal dorado –como el Body Lava de Fenty Beauty en tono Brown Sugar, por ejemplo– sobre tus clavículas y en tus piernas destacará tu brillo dorado más allá.



Olvídate de las camas de bronceado



“Las camas de bronceado contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel”, advierte el doctor Lens. “Hay fuertes evidencias que sugieren que las camas de bronceado están asociadas a un mayor riesgo de cáncer de piel, especialmente de carcinoma de células basales (la forma más recurrente de todos los tipos de cáncer)”, explica. Por lo tanto, evítalas a toda costa.



Mantente hidratada



Si quieres que tu bronceado dure más tiempo, asegúrate de mantener tu piel hidratada. Recuerda tomar mucho agua, sobre todo cuando estés expuesta a la luz directa del sol para evitar una deshidratación –la cual puede hacerte sentir terrible– y para mantener tu piel elástica, usa un humectante rico para nutrir tu dermis y prevenir el despellejamiento.