martes 6 de noviembre - 2018

ONU reporta hallazgo de hasta 12.000 cadáveres en Irak


Un informe dado a conocer este martes (06.11.2018) por Naciones Unidas asegura que durante los tres años que el Estado Islámico ocupó territorio iraquí (2014-2017), hasta 12 mil cadáveres fueron enterrados en al menos 202 fosas comunes, que han sido descubiertas tanto al norte como en el oeste del país. Naciones Unidas advirtió que, pese a la magnitud de las cifras entregadas, se trata de estimaciones provisionales. "Puede haber muchas más” fosas por descubrir, señala el texto.

La investigación, publicada por la misión de la ONU en Irak (UNAMI) y la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, detalla que en la provincia de Nínive (norte), cuya capital Mosul fue el principal bastión de los extremistas en Irak, se han hallado 95 fosas. Asimismo, fueron encontradas otras 37 fosas en Kirkuk y 36 en Saladino (norte), 24 en Al Anbar (oeste) y el resto en Babilonia y Bagdad (centro).

"Aunque es difícil determinar el número total de personas en estas fosas, el lugar más pequeño, en el oeste de Mosul, contenía los restos de ocho cuerpos, mientras que se cree que el más grande está en Jasfa, al sur de Mosul, que puede contener miles", subrayó la ONU. Entre las víctimas hay mujeres, niños, personas de edad avanzada, con discapacidades, miembros de las fuerzas armadas y de la policía iraquí y trabajadores extranjeros, según el documento.

"Sorprendente crueldad”

Del total, 28 sitios han sido excavados hasta ahora por el Departamento de Fosas Comunes de la Fundación de Mártires iraquí, que ha informado a la ONU de que ha recuperado los restos de 1.258 cadáveres de los entre 6.000 a más de 12.000 cuerpos que la ONU calcula que se encuentran enterrados. La ONU intentará identificar los restos de las víctimas para entregarlos a sus familiares.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, dijo que "esas tumbas contienen los restos de los que fueron cruelmente asesinados por no estar de acuerdo con la retorcida ideología y mandato (del Estado Islámico), inclusive las minorías étnicas y religiosas". Las pruebas que se recopilen de esas fosas comunes son importantes para llevar a los autores ante la Justicia, indicó Naciones Unidas.

"Las fosas comunes documentadas en nuestro informe son un testimonio de la pérdida humana, el sufrimiento sustancial y la sorprendente crueldad" del grupo terrorista, subrayó el representante especial de la ONU para Irak, Jan Kubis.