lunes 2 de abril - 2018

Científicos advirtieron que el fin del universo ya comenzó y explicaron por qué


Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard advirtió acerca del bosón de Higgs, descubierto en 2012, que podría tener el poder para terminar con todo el universo y, lo que más preocupa, que ese proceso de expansión ya habría iniciado.

De acuerdo al estudio presentado en la revista Physical Review, el final del universo será mucho más imprevisible y dramático, ya que todo lo que conocemos terminará con un gran estallido. A medida que la energía oscura continúe su expansión en el cosmos, la materia que existe dentro estará cada vez más dispersa y alejada, hasta que la última estrella se apague.

Para el nuevo modelo del “Higgs asesino”, Anders Andreassen, principal autor del estudio, usó lo que sabemos sobre las masas y las interacciones entre partículas, incluida la del bosón de Higgs, portador de la fuerza que confiere su masa a todas las demás partículas. El resultado: 125 gigaelectronvoltios.


La masa registrada para el bosón podría no ser la más baja posible para esa partícula, sino simplemente un valor temporal, que permanece estable pero que podría cambiar algún día. Los cálculos más cuidadosos, en efecto, sugieren que nuestro universo podría ser en realidad un "falso vacío", muy distinto del "verdadero vacío" que tendríamos en la configuración de energía más baja posible, explicó el portal español ABC.

¿Cómo entenderlo? El bosón de Higgs es, básicamente, una bola que está atrapada en el fondo de un valle poco profundo que representa su masa. Al otro lado de la montaña hay otro valle más profundo, que se corresponde con una masa de menor potencial. Como el Higgs no puede subir por la montaña, queda “atascado”.

Todas sus partículas subatómicas pueden comportarse como ondas y existe la posibilidad de que el Higgs provoque un túnel a través de la montaña y llegue al valle inferior, lo que causaría estragos en los “bloques de construcción” de nuestro universo.

Los Andes - Álbum mundial Panini - 300x250
Lo que más preocupa es que, desde la Tierra, sólo puede verse una pequeña porción del universo, lo cual lleva inevitablemente a que no sepamos de eventos que ocurren en lugares extremadamente improbables. En consecuencia, es posible que el colapso del Higgs haya sucedido hace tiempo y que su burbuja de energía negativa se esté expandiendo rápidamente.

Esa burbuja podría llegar a nuestro planeta y “tragarse” nuestra región del cosmos. Según la teoría de la relatividad de Einstein, la información no puede desplazarse más deprisa que la luz, por lo que sería imposible que nos diéramos cuenta de su llegada.