lunes 18 de junio - 2018

“Coregasmos”: la técnica de llegar al orgasmo haciendo ejercicio




Habitualmente, el orgasmo está relacionado al acto sexual. Sin embargo, un estudio realizado por la Universidad de Indiana, revela que las mujeres no necesitan de estimulación (propia o de otra persona) para alcanzarlo; también pueden producirse al realizar una rutina de gimnasia.

Spinning

Realizar abdominales inferiores, tomar clases de spinning o levantar pesas pueden provocar esos placenteros y totalmente inesperados efectos secundarios.

Sobre un total de 530 mujeres de entre 18 y 63 años, encuestadas de manera anónima, 124 afirmaron haber experimentado orgasmos inducidos por el ejercicio (EIO, por sus siglas en inglés) y 246 que experimentaron placer sexual inducido de la misma forma (EISP), sin llegar hasta el climax.

Según los especialistas, lograrlo es más fácil de lo que se cree. Cuando se realiza ejercicios como abdominales, sentadillas o yoga hay una acumulación de tensión en los pulsos nerviosos, que al combinarse con las endorfinas y la dopamina que se liberan durante la actividad física, más la presión que se ejerce en el abdomen y los músculos pélvicos, automáticamente comienza a estimular el clítoris, lo que podría culminar en un orgasmo intenso.



Además de quemar calorías y mantenerte en forma, hacer ejercicio tiene otras consecuencias colaterales: los expertos señalan además, que el fortalecimiento de los músculos inferiores hará que las relaciones sexuales en pareja sean más placenteras.

Así que ya no hay excusas… ¡al gimnasio hasta en invierno!