jueves 7 de junio - 2018

ESCUCHAR AUDIOS DE WHATSAPP EN PRIVADO


A lo mejor te ha pasado: grabas un "audio" de WhatsApp para un amigo o amiga y te responde con un mensaje de texto: "No puedo escucharlo ahora, que estoy en el trabajo y hay gente alrededor". Y a lo mejor tú te has preguntado: "¿Pero cuál es el problema exactamente?". Resulta que no todo el mundo sabe que, desde hace ya bastante tiempo, las grabaciones de WhatsApp se pueden escuchar como las llamadas de teléfono, por el auricular superior de los teléfonos en lugar de por la cada vez más ruidosa rejilla de altavoces que tienen los dispositivos en su parte inferior. Estos van muy bien para ver una serie o para escuchar música, pero no para la correspondencia a viva voz.

Para escuchar los audios de esta manera no hay que hacer nada especial ni instalar ningún servicio de terceros. Con acercarse el móvil a la oreja como si estuvieras respondiendo a una llamada, el sensor de proximidad que todos los smartphones tienen al lado de la cámara de "selfies" cambiará el sentido del sonido: pasará de sonar en el altavoz inferior a hacerlo en el superior. Simple, rápido y privado. 

Es lo mismo que ocurre cuando te llaman por teléfono, aceptas la llamada con el botón o gesto de turno y te acercas el teléfono a la oreja. La pantalla se apaga y tu mejilla no activa nada raro mientras hablas. No siempre ha sido así, y de ahí el desconocimiento, pero hace ya más de un año que WhatsApp introdujo esta posibilidad, aunque no ha explicado claramente que exista y por eso no todos los usuarios la conocen. Hay otras muchas herramientas "secretas" en la app de mensajería: desde poder introducir negritas o cursivas en los mensajes de texto hasta poder pausar una grabación de sonido para escucharla antes de enviarla.Quizá WhatsApp debe publicitar mejor esos cambios en los textos que acompañan a las actualizaciones de la app, que como es costumbre en muchos grandes servicios, son genéricas y no informan bien de los cambios introducidos. Facebook, Instagram, Twitter y compañía también pecan de este defecto.