viernes 29 de junio - 2018

Mendoza suma un quinto avión para lucha antigranizo y para combatir la Lobesia


Con la incorporación de un quinto avión a la flota utilizada para combatir las nubes graniceras, el Gobierno empieza de a poco con los preparativos para la campaña 2018-19.

Un Lear Jet bimotor modelo 1992, adjudicado a la bonaerense División Turbo SRL por $ 2,1 millones, sobrevolará desde octubre el área productiva del Valle de Uco al oeste del Paralelo 69 (Ruta 40), pero hasta entonces se usará para tratar plagas como Lobesia y mosca del Mediterráneo.

La aeronave se suma a los activos de Aemsa (Aeronáutica Mendoza SA), creada por ley provincial para administrar el programa de siembra de nubes con ioduro de plata. Según el ministro de Economía, Martín Kerchner, están completándose las habilitaciones y equipamiento de la unidad, que ya llegó al país.

“Esperamos tenerlo operativo para noviembre o diciembre. Va a permitir la siembra de altura y mucho más rápido”, adelantó Kerchner, antes de recordar que al inicio de la gestión, en 2016, la flota era de sólo 3 unidades dado que una cuarta estaba fuera de circulación.

Asimismo, el funcionario destacó que tras 12 años se incorpora un avión a reacción para la zona, donde los accidentes montañosos dificultan los vuelos. Cabe recordar que en 2006 una tormenta destruyó un Piper Cheyenne cobrándose la vida a 2 pilotos.

Por sus características funcionales y a la expectativa de que la próxima temporada sea tan benigna como la 2017-18 benigna (el granizo se llevó 2.500 hectáreas contra las históricas 18.000), quieren que el avión sea multipropósito.

“La idea es que el avión esté preparado para atender otro tipo de emergencias, como incendios, traslado de personas y mosca del Mediterráneo. Aemsa tiene como objetivo cubrir todos los servicios que hoy presta la Provincia con aviones, y las aplicaciones para Lobesia están entre esos servicios”, acotaron desde la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas.