jueves 10 de enero - 2019

La OEA desconoce la legitimidad del mandato de Nicolás Maduro


En una resolución auspiciada por Argentina y otros países de la región, la Organización de Estados Americanos (OEA) decidió no reconocer la legitimidad del régimen de Nicolás Maduro, que asumió este jueves, y urgió a la realización de nuevas elecciones presidenciales en Venezuela “en un futuro cercano”.

Representantes de los países americanos se reunieron en el edificio de la organización al mediodía de Washington, poco después de la asunción de Maduro en Venezuela. La resolución aprobada por el Consejo Permanente la había presentado la Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Perú y Paraguay.

Si bien los países patrocinantes buscaban la aprobación de la resolución por consenso, inmediatamente en el recinto surgió la oposición de la misma Venezuela, así como Nicaragua y Bolivia, que dijeron que consideraron a la medida como “injerencista” y que no contaba con el aval venezolano.

Sin demasiados discursos ni los preámbulos habituales de la organización, se pasó a una votación nominal en la que por mayoría se resolvió: no reconocer la legitimidad del régimen de Nicolás Maduro a partir de hoy; invitar a los países a adoptar medidas diplomáticas, políticas y financieras que se consideren apropiadas para la pronta restauración del orden democrático; llamar a la realización de nuevas elecciones presidenciales “en un futuro cercano y con observadores internacionales”; urgir a Venezuela a que adopte medidas para atender la crisis económica y social del país; urgir al régimen venezolano que permita el ingreso de ayuda humanitaria y exigir la liberación incondicional de los presos políticos.

La votación fue 19 a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y un ausente.

Más tarde, algunos países sustentaron su posición. La embajadora argentina ante la OEA, Paula Bertol, señaló la trayectoria del gobierno de Mauricio Macri de oposición al régimen de Maduro en diversos ámbitos y destacó que la Argentina ha recibido a unos 130.000 venezolanos “con los brazos abiertos”.

Advirtió, además, que “el prestigio, la relevancia y eficacia de la OEA está siendo evaluada por nuestros pueblos y la comunidad internacional a la luz de actuar ante una crisis que impacta a la región” y que “la Argentina está decidida a profundizar las sanciones de condena a nivel internacional”.


En el documento los países acordaron además “expresar la activa solidaridad con el pueblo venezolano y su compromiso de mantener bajo seguimiento la situación en Venezuela y apoyar medidas diplomáticas que faciliten la restauración de las instituciones democráticas y el pleno respeto a los derechos humanos”.

Pocos días después de las elecciones en Venezuela, en junio pasado, la OEA aprobó en su Asamblea General una resolución que abrió la puerta a la suspensión del país caribeño del organismo y declaró ilegítima la reelección de Maduro como presidente. El Gobierno de Maduro pidió dejar la OEA el 28 de abril de 2017, una salida que debería hacerse efectiva este año.