miércoles 13 de marzo - 2019

Más de 100 niños atrapados al colapsar un edificio con una escuela en Nigeria


Un edificio de cuatro pisos que albergaba una escuela se ha hundido este miércoles en un barrio popular del área de Lagiaji, en la isla de Lagos, con numerosas víctimas, entre ellos varios niños que han quedado atrapados por los escombros, según los testigos que se encontraban en el lugar.

Una marea humana rodeaba los lugares del accidente cerca del mercado Itafaji, mientras que las unidades de socorro -Cruz Roja nigeriana y Agencia nacional de socorro (Nema)- intentaban sacar a las víctimas. El último piso del edificio albergaba escuela preescolar y primaria, pero todavía resulta difícil establecer un balance de las personas heridas o fallecidas.

El Gobierno regional ha señalado que hay más de cien niños atrapados, según informa Efe. "Todavía estamos tratando de averiguar cuántas personas están atrapadas dentro", ha indicado a Afp un oficial de policía, Seun Ariwyo, que cree que probablemente son "muchas" las personas afectadas. "Al menos 20 (personas) ya han salido", ha añadido, sin poder aclarar si están vivas.


Los equipos de rescate consiguen sacar a una niña de los escombros.Afolabi Sotunde
Derin, un joven del barrio que ha participado en las operaciones de rescate desde el techo del edificio de cuatro pisos, ha dicho que "al menos 10 niños" seguían atrapados entre los escombros a mediodía, "aparentemente vivos".

Ante los escombros, unos padres llorando imploraban que sus hijos fuesen rescatados. En Nigeria se producen frecuentes derrumbes mortales de edificios, en los que se violan sistemáticamente las normas de seguridad en la construcción.


OTROS DERRUMBAMIENTOS


No es la primera vez que se derrumba un edificio en Nigeria, acabando con la vida de decenas de personas. El accidente más notorio ocurrió en septiembre de 2014, cuando 116 personas, entre ellas 84 sudafricanos, murieron en Lagos tras el derrumbe de un edificio de seis pisos en el que estaba predicando TB Joshua. La investigación concluyó que había deficiencias estructurales en el edificio cuya construcción era ilegal.

En diciembre de 2016, al menos 60 personas resultaron muertas por el derrumbe del techo de una iglesia en Uyo, la capital del estado de Akwa Ibom, en la parte oriental del país.