miércoles 8 de mayo - 2019

Cristina Kirchner presentará su libro sola y sin prensa en la Feria del Libro


Uno de los eventos políticos que más expectativas generó en lo que va del año es la presentación del libro de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en La Rural de Palermo, para lo que se están ultimando detalles de un amplio despliegue de seguridad.

La presentación de la ex jefa de Estado genera expectativas por dos motivos centrales: en primer lugar por lo que pueda decir sobre las candidaturas. Fuentes de su entorno descartaron en diálogo con este medio que pueda haber algún tipo de definición concreta.

Incluso, las mismas fuentes allegadas a Cristina, comentaron que la senadora solicitó a los intendentes del peronismo bonaerense que apoyan su liderazgo que no movilicen a la militancia a través de los aparatos partidarios.


Y en segundo lugar se aguarda una eventual respuesta de Cristina al llamado del presidente Mauricio Macri para que participe del acuerdo de diez políticas públicas de largo plazo, para la que el mandatario también llamó a otros sectores de la oposición, la Iglesia, la CGT y el empresariado.


En ese sentido, el exsecretario de la Presidencia y todavía colaborador de la ex mandataria, Oscar Parilli, se mostró optimista este martes y no desestimó la posibilidad de que Cristina hable con Macri. Esto elevó el tenor de las expectativas por el discurso.

Cristina ya recibió la carta enviada por el Presidente para abrir una vía de diálogo. En los hechos, es la principal líder opositora por caudal electoral y por la misma trascendencia con la que Cambiemos la posiciona “arriba del ring”.

La actual senadora y líder de Unidad Ciudadana estará el jueves en la Feria del Libro, a las 20:00, para presentar "Sinceramente", la obra literaria en la que repasa sus dos mandatos presidenciales y que ya alcanzó una tirada de 124 mil ejemplares.

Debido a la presencia de la exmandataria en el predio, el ministerio de Seguridad de la ciudad que gobierna el macrista Horacio Rodríguez Larreta ya está preparando un amplio despliegue policial en las afueras de La Rural.

Adentro, en tanto, la seguridad es de una agencia privada contratada por los organizadores de la 44 Feria Internacional del Libro, evento que arrancó el 25 de abril y cerrará el 13 de mayo, con el paso de más de un millón de personas.

Fuentes del ministerio de Seguridad porteño le informaron a este medio que el lunes hubo una reunión en oficinas de la cartera con allegados de la senadora para ultimar los detalles de su presentación.


Cristina estará en la sala José Luis Borges (con capacidad para 1.000 personas) y se espera que hable a las 20:00, cuestión que genera una alta expectativa en la esfera política por su posible lanzamiento como candidata para competir en las elecciones presidenciales de octubre.

La ex presidenta se sentará la frente del público en soledad. Y las mil personas que ingresarán a la sala son invitados por el Instituto Patria. No habrá acceso para la prensa a la sala y los periodistas deberán realizar la cobertura por pantalla gigante.

Esa decisión de impedir el ingreso a la prensa al auditorio fue tomada por Cristina porque en las primeras 24 horas de acreditación ya había “más de 200 medios” solicitando poder acceder, lo cual iba a dejar afuera a muchas personalidades que la ex mandataria quiere invitar.

Los asesores en comunicación de la senadora realizarán una transmisión del discurso por redes sociales y luego se encargarán de distribuir fotografías y videos del evento, confirmaron allegados a Cristina a este medio.


Hasta el momento se acordó que habrá una pantalla gigante dentro de la Feria donde se estima que habrá 4.000 personas. Y se evalúa la instalación de otras dos pantallas sobre la avenida Sarmiento, que estará cerrada al tránsito vehicular dado que –estiman las autoridades- allí habrá unos 20.000 seguidores de la líder de Unidad Ciudadana.


“Se implementará un operativo de seguridad de prevención y se realizarán cortes de tránsito en la zona”, precisaron las fuentes consultadas por este medio.

Como es habitual, la custodia de la expresidenta estará a cargo de la Policía Federal. Los agentes serán los mismos que la acompañan desde 2015 cuando dejó el Poder en manos de Mauricio Macri, vencedor en las elecciones generales de aquel año.