miércoles 8 de mayo - 2019

River cerró la zona de grupos con un empate ante Inter


Al tanto de que ningún resultado iba a variar sus posiciones, River e Inter de Porto Alegre se enfrentaron en el estadio Monumental ya clasificados a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Sin embargo, aunque en el Grupo A nada podía modificarse, el empate puede ser valioso pensando en las rondas decisivas, ya que los puntos acumulados serán los que definan el beneficio de la localía en los partidos de desquite, en caso de que los cruces posteriores a los octavos sean frente a otro equipo surgido entre los "segundos".

Una de las novedades para este partido fue que los hinchas de River volvieron al estadio Monumental en la Copa Libertadores, luego de cumplir la sanción de dos encuentros a puertas cerradas por los graves incidentes en la final del año pasado contra Boca.

Los de Gallardo en el primer tiempo lograron controlar la pelota. Sin presiones porque los dos equipos llegaron clasificados al último partido, ambos entrenadores presentaron algunos cambios en sus formaciones. En ese contexto el Millonario comenzó mejor.

Julián Álvarez, poco antes de los 35 minutos, abrió fuego con un buen gol, luego de un remate por arriba del arquero rival. El joven futbolista estaba unos centímetros adelantado, pero el árbitro no lo vio.

River, a partir de eso, evolucionó aún más y las conexiones aparecieron. El juego del conjunto de Marcelo Gallardo se hizo más fluido, Inter se apagó y el duelo se convirtió en un monólogo. El local, en esos minutos antes de que terminara la primera parte, pudo haber anotado un tanto más: la falta de precisión en los últimos metros no se lo permitió.