sábado 8 de junio - 2019

CHACO: ASESINADA PERO ERA CRUELMENTE ABUSADA


Sofía tenía un año y seis meses y la encontraron ahogada el miércoles en un pozo de la localidad de Quitilipi en la provincia del Chaco. La causa fue caratulada entonces como "muerte dudosa" pero, en las últimas horas, tuvo un giro inesperado. La autopsia determinó que la nena tenía signos compatibles con "abuso sexual crónico".

La investigación ahora apunta a reconstruir cómo fueron las últimas horas de la beba y todos se volvieron sospechosos potenciales. “Se van a realizar estudios médicos, anatomopatológico con todos los tejidos y las muestras que se extrajeron del cuerpo de la menor, testimoniales del padre, de la madre y de la niñera”, puntualizó el fiscal del caso, Marcelo Soto, a los medios locales.

De acuerdo a las primeras informaciones, la madre denunció su desaparición ese día por la tarde, después de ir a verla a la habitación donde dormía la siesta y descubrir que ya no estaba. Poco antes de la medianoche, la encontraron muerta en el pozo de una casa vecina, publicó el diario Primera Línea.

“La causa de la muerte fue asfixia por sumersión y los estudios de autopsia pudieron determinar también que presentaba signos compatibles con abuso sexual crónico”, remarcó el fiscal. Por tal motivo ahora investigan un “Homicidio criminis causa”. Es decir, si la mataron para ocultar otro delito.

El resto, son todavía preguntas que no tienen respuesta. Si estaba sola o quién la acompañaba, si sufrió un accidente, se cayó sola o si fue arrojada al pozo donde la encontraron. "También investigamos los hechos abusivos practicado sobre el cuerpo de la menor”, subrayó Soto, y añadió: "Se están realizando muchas diligencias a la vez”.