jueves 13 de junio - 2019

EL KIRCHNERISMO ALMORZÓ CON UNOS POCOS GREMIOS


"Esta foto va a obligar al resto de los gremios a definirse políticamente", advirtió a LA NACION un dirigente sindical que participó hoy del encuentro con Alberto Fernández y Cristina Kirchner , el binomio presidencial que postulará el kirchnerismo.

Reunidos en la sede de la Asociación Bancaria (AB), Fernández-Kirchner cosecharon el respaldo de sindicalistas de pesos, entre ellos, el de Hugo y Pablo Moyano, quienes habían sido anfitriones el lunes pasado de Axel Kicillof y Verónica Magario, los candidatos kirchneristas para gobernar la provincia de Buenos Aires y quienes también estuvieron hoy en la Asociación Bancaria.

La iniciativa surgió de Sergio Palazzo, el jefe del gremio bancario y el único de los sindicalistas que vistió de saco y corbata para recibir a los candidatos. Participaron, además de los Moyano y Palazzo, los gremialistas Héctor Amichetti (Gráficos), Vanesa Siley (Judiciales), Hugo Yasky (CTA), Raúl Durdos (SOMU), Roberto Baradel (Suteba), Daniel Catalano (ATE-Capital), Walter Correa (Curtidores), Dora Martínez (CTA), Rubén García (Municipales bonaerenses), Abel Furlan (UOM), Horacio Guilini (Sadop), Edgardo Llanos (APA), Miguel Ángel Díaz (Udocba), Pablo Micheli (CTA), Domingo Moreira (Ceramistas) y Omar Plaini (Canillitas).

"Las fórmulas presidencial y bonaerense del Frente de Todos visitaron este mediodía la sede de La Bancaria, donde compartieron una reunión con los principales referentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional y las CTA, para coordinar medidas que permitan terminar con la recesión económica y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras argentinas", informó el frente kirchnerista sobre el encuentro.

A los sindicalistas se les restringió el ingreso con teléfonos celulares y la divulgación de la foto y el contenido de la reunión quedó en manos del equipo del Instituto Patria.

El campanazo de largada de la campaña electoral encuentra hoy a los sindicalistas más acomodados que hace algunas semanas, cuando ningún candidato presidencial era capaz de reunirlos bajo un mismo techo. Sin embargo, la inesperada nominación de Alberto Fernández como candidato a presidente en una fórmula con Cristina Kirchner ordenó fugazmente la dispersión sindical.

El binomio Fernández-Kirchner, además de lograr la adhesión de quienes participaron del encuentro en la Bancaria, consiguieron el aval de Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT que se encuentra hoy en Ginebra, en la cumbre de la Organización Internacional del Trabajo. Podrían sumarse a ese pelotón más referentes del sector de "los Gordos" (grandes gremios de servicios), los estatales de UPCN y la Uocra.

Aseguraron algunos presentes que no se habló sobre posibles candidaturas, pero los sindicalistas ya presentaron una nómina con los dirigentes interesados en ser postulantes a diputados nacionales o provinciales. Algunos de los nombres que se barajan son los de Facundo Moyano, a quien se le vence la banca en diciembre, Plaini, Baradel, Amichetti y Hugo Moyano (h.), quien competiría como legislador provincial.

"Fue un claro respaldo al sindicalismo que en este tiempo estuvo en la calle y que frenó la flexibilización laboral. Cristina nos los hizo saber", dijo a LA NACION Palazzo, el jefe del gremio que ofició de anfitrión.

Los gremios conformarán la "mesa sindical Fernández-Kirchner" y pidieron incluir a sus equipos técnicos en las diferentes temáticas para el desarrollo de un eventual plan de gobierno. La expresidenta cerró su visita a La Bancaria con un discurso desde un balcón en el que le agradeció el apoyo.

Al margen de la fórmula kirchnerista, el resto de los sindicalistas dividió sus apoyos electorales: Luis Barrionuevo y su tropa respaldan abiertamente a Roberto Lavagna mientras que el cruce de Miguel Pichetto al macrismo hace dudar a algunos gremios del transporte en apostar por lo que era Cambiemos.