martes 20 de agosto - 2019

Para los economistas, los anuncios del Gobierno son para calmar al FMI


Tras jurar como nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, brindó una conferencia de prensa antes de la apertura de los mercados. Lo siguió con otra el titular del Banco Central (BCRA) Guido Sandleris. El primero no anunció medidas como sí sucedió la semana pasada y dijo que es "prioridad" el control del dólar. Ambos funcionarios coincidieron en señalar que la divisa estadounidense se encuentra en un nivel “competitivo”.

Para los economistas consultados por PERFIL estas conferencias tuvieron como objetivo enviarle un mensaje de calma al Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo había mantenido el silencio después de la convulsión económica que generó la aplastante derrota del oficialismo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo 11 de agosto. 


 El economista Damián Di Pace consideró que la incertidumbre respecto del tipo de cambio causada por la inestabilidad política tras las PASO no cambiará la hoja de ruta del Gobierno: “Ambos funcionarios indicaron que no van a usar reservas cuando no haya fundamentos. Es decir, que si el tipo de cambio se dispara no van a salir a vender a lo loco, sino que van controlar la tasa y vender a dólar a futuro como se viene manejando”.

Me parece en que la conferencia de hoy se le habló más al Fondo que al mercado cambiario, dijo Di Pace

Di Pace analizó que en esta ocasión el objetivo del mensaje de la Casa Rosada no fue apuntar al votante, sino al FMI: “Me parece en que la conferencia de hoy se le habló más al Fondo que al mercado cambiario porque, en definitiva, lo que quiso decir Lacunza es que tomaron un paquete de medias la semana pasada que tienen un costo que representa el 0,03 por ciento del presupuesto pero prevén que va haber mayor recaudación, y que se va a compensar ese déficit con el 0,2 por ciento con un mayor nivel de actividad económica en los próximos meses”. 

En ese sentido, remarcó que la semana pasada, cuando el dólar se disparó hasta los 63 pesos, el BCRA “no se salió tanto del sistema” porque no quiere repetir la misma situación del 2018 cuando se perdieron 30 mil millones para tratar de contener la divisa extranjera. “Hacerlo sería utilizar parte de los recursos que le dio el FMI en corridas y sería peor el daño, porque ocasiona es que el riesgo país suba más por las nubes y que los bonos y títulos de Argentina en el exterior caigan aún más porque el país no va a tener la capacidad de pago suficiente”, consignó.

Hernán Lacunza no anunció medidas y dijo que es "prioridad" el control del dólar

El economista Orlando Ferreres coincidió en afirmar que el Gobierno obró de forma adecuada la semana pasada: “Hicieron lo correcto, hicieron lo que podían hacer, frente a la sorpresa de las elecciones. Cualquier número los hubiera tragado el mercado. 

No sé si fue por orden de alguien. No sé si hubo orden. El resultado, estaba atrasado, respecto del nivel que tenía que tener es inútil defender ese valor cuando no era el normal”.

Consultado por este medio sobre si van a poder mantener el tipo de cambio alrededor de los 60 pesos, manifestó: “Sí, es el valor que está por encima de paridad teórica de equilibrio, es lo lógico”.

Si no hay una señal del Fondo para posponer los vencimientos para la presión que hay sobre la Argentina la inestabilidad se va a mantener, dijo Lozano 

 El referente de Unidad Popular Claudio Lozano cuestionó el mensaje de Lacunza y Sandleris: “Todo lo que dijeron es absolutamente contradictorio. Dijeron que el dólar actual tiene vínculo con los fundamentos o equilibrios pero nunca dijeron que no lo tenía antes. Al mismo tiempo, dijeron que las reservas están para pagar la deuda y morigerar la volatilidad del tipo de cambio, pero también que no las van a dilapidar con lo cual es una suerte de apuesta a que el dólar se mantenga”.

Lozano planteó que los anuncios no resuelven los dos problemas principales que definen la inestabilidad financiera y cambiaria del país: la “cesación de pagos encubierta” que supone la deuda con el FMI y la “bomba de tiempo” que el BCRA mantiene con las Lelic: “Si no hay una señal del Fondo para posponer los vencimientos para la presión que hay sobre la Argentina la inestabilidad se va a mantener. 

Por otro lado, las tasas astronómicas que acumulan una deuda impagable en un contexto de libro movimiento de capitales también colabora en eso”.

“No hay ninguna novedad, nada que cambie así que el escenario está a la buena de Dios,es decir, al respaldo del Fondo. Es un intento de decirle al organismo que vamos a seguir cumpliendo y a seguir como estábamos”, concluyó el economista.

Guido Sandleris: "El tipo de cambio parece ahora muy competitivo"

El director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, Andrés Asiaín, disiente que el discurso apuntara al FMI: "Yo creo que el mensaje de la conferencia de hoy es al mercado, sobre todo al cambiaro, tratando de revertir lo que fue la política de la libre flotación del dólar, de baja intensidad en la intervención, con subastas ineficaces de la última semana señalado que ahora iban a intervenir con todos los cañones que tienen para controlarlo dentro de una franja". 

 A su entender, esta política "tardía" corre alto riesgo de no lograr cumplirse porque hay una serie de compromisos que pueden significar una pérdida importante de reservas, como el REPO con los bancos, la posibilidad de que no entre la última cuota del FMI, que atado a eso pueda llegar a desactivarse por algunas cláusulas que tiene el swap con China vinculadas con la relación con el fondo, que son 18 mil millones de dólares, más vencimiento de Letes cercanos a los 7 mil millones de dólares de acá a diciembre. "Uno ve un escenario donde el BCRA puede quedar en una situación vulnerable y, en ese caso, el ritmo que estamos viendo que está saliendo al ritmo de los bancos puede ser un escenario catástrofe en materia cambiaria. Están abiertas todas las puertas", sostuvo. 


"Me parece bien que el Gobierno intente controlar el dólar y que dé claridad de que van a intervenir y en qué valores pero todo eso está atado a que el alto nivel de reservas actual que tiene en el camino un par de escollos que pueden modificarlo bruscamente y puede suponer una pérdida de la capacidad final de controlar el dólar", agregó.

¿Habrá recibido el mensaje el Fondo? Por lo pronto,el vocero del organismo, Gerry Rice, declaró tras las conferencias de prensa que tienen planeado viajar pronto a Buenos Aires y aseguró que "mantienen el diálogo" con el Gobierno mientras preparan las medidas de alivio ante la crisis.