viernes 14 de febrero - 2020

China informa de 5.000 nuevos casos de coronavirus


El brote de coronavirus desatado en China no mostró signos de haber llegado a su punto más álgido, con las autoridades sanitarias informando de más de 5.000 nuevos casos el viernes, mientras los pasajeros de un crucero que había sido bloqueado en hasta cinco países debido a los temores sobre el virus pudo finalmente desembarcar en Camboya.

Un trabajador sanitario en traje de protección se sube a una ambulancia en un hospital, después de un brote del nuevo coronavirus en el país, en el distrito de Xuanhua de Zhangjiakou, provincia de Hebei, China, el 13 de febrero de 2020. Foto tomada el 13 de febrero de 2020. China 
La noticia de la primera muerte por el virus en Japón sacudió los mercados asiáticos, que ya se encontraban en estado de alerta después que las esperanzas acerca de la estabilización de la epidemia se frustraran por un fuerte aumento del número de casos el jueves. [MKTS/GLOB]

En su última actualización, la Comisión Nacional de Salud de China dijo que había registrado 121 nuevas muertes y 5.090 nuevos casos de coronavirus en el continente el 13 de febrero, llevando el total acumulado de infectados a 63.851 personas.

Unas 55.748 personas están actualmente bajo tratamiento, mientras que 1.380 personas han muerto a causa de este virus similar a la gripe que surgió en la capital de la provincia de Hubei, Wuhan, en diciembre.

Las nuevas cifras no indican que el brote se esté acercando a su punto más alto, dijo Adam Kamradt-Scott, experto en enfermedades infecciosas del Centro de Estudios de Seguridad Internacional de la Universidad de Sídney.

“Sobre la base de la tendencia actual de los casos confirmados, esto parece ser un claro indicio de que, si bien las autoridades chinas están haciendo todo lo posible por prevenir la propagación del coronavirus, las medidas bastante drásticas que han aplicado hasta la fecha parecen haber sido demasiado escasas, demasiado tardías”, dijo.

La epidemia ha planteado al Partido Comunista gobernante de China uno de los retos más duros de los últimos años, ha frenado a la segunda economía más grande del mundo y provocado una purga de burócratas provinciales.

Japón confirmó el jueves su primera muerte por coronavirus: una mujer de unos 80 años que vivía en la prefectura de Kanagawa, cerca de Tokio. La muerte fue la tercera fuera de la China continental, después de otras dos en Hong Kong y Filipinas.

Japón es uno de los territorios más afectados de los más de dos decenas de países y regiones fuera de la China continental que han experimentado cientos de infectados.

Los legisladores en Japón se comprometieron a intensificar las pruebas y los esfuerzos de contención después de la muerte y la confirmación de nuevos casos, entre ellos el de un médico y un taxista.

La tercera economía más grande del mundo ya se está preparando para una fuerte desaceleración del crecimiento y algunos analistas prevén otra contracción en el trimestre actual, ya que el brote del virus perjudica a las exportaciones, la producción y el consumo debido a la fuerte caída de los turistas extranjeros.