viernes 14 de febrero - 2020

El coronavirus Covid-19 continúa expandiéndose por el planeta


El coronavirus de Wuhan, ahora llamado Covid-19, continúa expandiéndose sin freno en China y también fuera de sus fronteras.

Un médico atiende a varios pacientes afectados por el coronavirus COVID-19 en un hospital de Wuhan, en la provincia china de Hubei.
Ya son 1.380 los muertos y 63.581 los contagiados por el coronavirus en China
En el gigante asiático, las víctimas mortales en la provincia de Hubei, foco de la epidemia, se incrementaron este jueves en 363 personas (cifra récord en 48 horas), pero más alarmante aún son los casi 20.000 nuevos casos declarados en las dos jornadas, después de que las autoridades sanitarias de esa provincia cambiasen los criterios para contabilizar a los infectados.

Aunque la OMS sostenga que no implica un agravamiento de la epidemia, ese cambio de criterio y las recientes destituciones de altos cargos de la Sanidad china juegan en contra de la transparencia de Pekín a la hora de informar sobre el brote y, sobre todo, no aportan tranquilidad a la psicosis generalizada que se respira en muchos rincones del mundo.

Sean fiables o no, los datos oficiales del gobierno chino elevaron este jueves a 1.380 el número de muertos en el país y a más de 63.581 los infectados: un crecimiento exponencial, pues hace diez días había poco más de 17.000 contagiados y hace 20 días apenas superaban los 800. Lo preocupante es que 177.984 personas siguen bajo observación.


Segunda víctima fuera de China

Un médico atiende a varios pacientes afectados por el coronavirus COVID-19 en un hospital de Wuhan, en la provincia china de Hubei.
Coronavirus y San Valentín en China: ¿Hay un "baby boom" por la cuarentena?
Pero Covid-19 no entiende de fronteras y también sigue expandiéndose por otros países. Este jueves Japón confirmó su primera víctima mortal: una anciana de 80 años hospitalizada el pasado 22 de enero. Es la segunda persona que muere por el coronavirus fuera de China tras una primera víctima registrada en Filipinas.

En Japón hay, además, unas 250 personas infectadas. De ellas, 218 son pasajeros del crucero Diamond Princess, en cuarentena desde hace días en el puerto de Yokohama y con más de 3.500 personas a bordo. Así las cosas, y después de que este jueves se declararan 44 nuevos contagios a bordo, las autoridades sopesan permitir este viernes el desembarco de unos 200 pasajeros de más de 80 años.

Pero aunque Japón es el segundo país más afectado por el virus y dentro de cinco meses acoge los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el presidente del comité organizador, Toshiro Muto, aseguró que no baraja suspenderlos (eso decían del Mobile de Barcelona) y que "todo seguirá adelante según lo planeado".

La organización de Tokio 2020 asegura que los Juegos Olímpicos se celebrarán
Por otro lado, Camboya recibió un crucero con más de 2.000 personas a bordo tras ser rechazado por cinco países ante el temor de que algunos pasajeros estén contagiados de Covid-19.

El barco, que zarpó de Hong Kong, fue recibido por personal sanitario y permanecerá en cuarentena mientras se somete a pruebas a todos sus pasajeros. También Vietnam puso en cuarentena una comarca entera de 10.000 habitantes, a 40 km de Hanoi, en la que se concentran siete de los 16 casos detectados en el país.

Fuera de Asia, el Reino Unido confirmó su noveno contagio, el primero en Londres: una mujer que llegó en un vuelo procedente de China y que desarrolló síntomas al aterrizar en el aeropuerto de Heathrow. Y Estados Unidos registró el decimoquinto caso: un persona repatriada desde Hubei y que permanece aislada en Texas.

Además, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) aseguró que la demanda global de petróleo ha sido "duramente golpeada" por la epidemia y adelantó que sufrirá su primera contracción en los primeros meses del año en más de una década.


Nuevo método y síntomas

Con los nuevos criterios para diagnosticar, bastará con tomografías computerizadas para confirmar las infecciones, lo que permitirá aislar más rápidamente a las personas afectadas y evitar que el virus se propague rápidamente.

Los síntomas del nuevo coronavirus son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden estar acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).