jueves 13 de febrero - 2020

GRANDES OVARIOS: Centenares de mujeres iraquíes reivindican su lugar en la revuelta contra el poder


Cientos de mujeres iraquíes denuncian este jueves en la plaza Tahrir de Bagdad una orden del líder chiita Moqtada Sadr para separar las manifestaciones en función del género en las protestas contra el Gobierno y la clase política





Activistas iraquíes han organizado este jueves una marcha feminista en Bagdad para destacar el papel que desempeñan las mujeres en las manifestaciones antigubernamentales que llevan casi cinco meses agitando el país. "La revolución es femenina", se lee en esta pancarta.




La convocatoria ha llegado días después de que el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr pidiera que las protestas antigubernamentales fueran segregadas y que hombres y mujeres no se juntaran durante las concentraciones.

Una manifestante levanta una pancarta en la que se lee: "cuidado con la ira de las mujeres iraquíes". Las marchas, repletas de mujeres jóvenes con pañuelos rosa en la cabeza que proclamaban "¡patria, estas son tus hijas!", salieron en Bagdad y al menos otras cinco provincias del sur del país en respuesta a convocatorias lanzadas en las redes sociales.

Durante esta inusual marcha, la emblemática plaza del centro de la capital iraquí recuperó su aspecto de finales de 2019, apogeo de la revuelta popular que nació el 1 de octubre. Las manifestaciones comenzaron el 1 de octubre en Bagdad y otras provincias del sur y centro del país para pedir más servicios básicos y menos corrupción, aunque ahora los participantes demandan también la formación de un Gobierno no sectario liderado por un primer ministro sin pasado político.

Las manifestaciones han seguido sucediendo en varios lugares de Irak pese al nombramiento el 1 de febrero de Mohamed Allaui como primer ministro encargado, quien dispone de un mes para conformar un nuevo Ejecutivo con el que reconducir el país hasta que puedan celebrarse elecciones anticipadas. En la imagen, una mujer sujeta una rosa y un cartel en el que se lee: "Eres la revolución y eres el tabú".